Porno, amor, terrorismo acústico y empatía.


VIDEOS SOBRE CONTAMINACIÓN ACÚSTICA Y LA CORRESPONDIENTE AUSENCIA DE EMPATÍA CON EL QUE LO SUFRE

Hay una frase que me gusta de mis últimas lecturas zen. Y es esa de comprometerse a que a lo largo de tu vida aquí, no hacer daño a ningun ser sintiente.

El problema de hacer daño a otros, se produce casi siempre, por la existencia de un segundo obstaculo: La dificultad de “ponernos en los zapatos del otro”, y la consiguiente imposibilidad de poder ponernos en lugar de lo que “SIENTE”.

En estes momentos, estoy experimentando, por enesima vez, la plasmación de la ausencia de empatía. Aunque tengo que ir a trabajar a las 6, aunque tengo enfermos en mi casa, al ayuntamiento le es igual, a la gente joven que viene al concierto que ponen cerca de mi piso le es igual, a los músicos (sí los músicos), le es igual. Luego nos sorprende que en los videojuegos, se puntue más matar a los más débiles.

Lo cierto, es que tendré que conducir un coche, donde llevaré a más gente (que no sabe conducir), y esto incrementará el riesgo de que mi menor nivel de reflejos, ante algo inesperado, pueda producir un accidente. 

Es decir, el “no es mi responsabilidad” que nace de las instituciones.. continua en los asistentes al concierto.. prosigue con los músicos “que tienen que ganarse la vida”, y sigue con las fuerzas del “orden” que brillan por su ausencia, cuando ni se molestan en controlar cuando acaba la fiesta (acababa legalmente a las 6 de la madrugada y han estado con música de támbores hasta las 6.20), pueden hacer que algunos accidentes que salen en las estadísticas como “error humano”, sea responsabilidad única de ¡ el conductor ¡.

Desgraciadamente o no, todos formamos parte de una cadena de causas y efectos. Todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad en lo que pasa al otro/ a los otros. Pero si tenemos abotargada nuestra capacidad para ponernos en los zapatos del otro.. no será fácil que podamos asumir la responsabilidad.

La pornografia, es uno de los asuntos más interesantes en el tema de como objetivamos (convertimos en un objeto) a un ser sintiente, y donde más se ve como pasamos olimpicamente de lo que pueda estar pasando como ser humano.

Antes indicar mi postura sobre el tema, para que no se crea lo que no es. Personalmente considero que el sexo es un regalo de la existencia humana. Un gran regalo, añadiría.

Es la capacidad de darnos placer unos a otros, de hacernos la vida más agradable. Y si existe amor entre las personas que tienen relaciones sexuales, pues añadir placer al amor, ya es tener dos cosas maravillosas en vez de una, al tiempo.

En las televisiones españolas, a partir de la 1 de la noche, comienzan a poner “programas picantes”. Hasta hace poco, de hecho, lo que ponían eran peliculas porno y desconozco la razón, dejarón de hacerlo todas a la vez, y de manera brusca.

Algunas de estas intentan tener el formato de un documental, donde se ve la vida y milagros de la señorita de turno (aparentemente se supone que a estas horas, los que están despiertos y necesitados son varones y heterosexuales), contándonos como “descubrió el mundo del porno”,  el momento en que se dijo “ostras.. esto es lo que yo quiero ser en la vida”.. y lo feliz que ha sido desde entonces (estes testimonios se pueden encontrar en producciones playboy).

Resulta que cuando les dejan hablar un poquito, después de que yan conseguido calentar al personal que necesite calentarse por esta via tan light, se va leyendo entre lineas el trasfondo, que suelen repetir de manera insistente. ” Lo que vé el público es una imagen.. pero yo solo soy una chica normal, que quiere vivir como una chica normal.. soy muy diferente de lo que estoy dicienco”. Vamos, la esquizofrenia pura.. por un lado, venden la moto (porque es lo que les están pidiendo) de que son una jovencitas guarras y alocadas… para luego confesarnos, ya llegado al final del “documental” que “TODO LO QUE HE CONTADO ES UNA PURITA MENTIRA” ¡.

SEXO SIN AMOR, SEXO AL POR MAYOR.

Por supuesto que existen personas que disfrutan con el sexo con to quisque. Esto es algo que forma parte de nuestra libertad como seres humanos. Decidir si queremos tomar la sopa fria, caliente, si queremos varias sopas, o si queremos incluso no tomar nada. Se le llama libre albedrio.

Existe un porcentaje pequeño de prostitución (masculina y femenina), que confiesa disfrutar de su trabajo.  Pero siempre hay que ir más allá, no quedarse en las meras declaraciones de principios y intentar ponerse en la vida de esta persona ¿Como llegó a esta conclusión? ¿Es una persona con una vida equilibrada emocionalmente? ¿Cómo es su relación con el amor? ¿Está rodeada de personas que le quieren y a las que quiere? ¿Es capaz de ver en la persona con la que tiene relaciones sexuales, al tiempo que las tiene, el ser que hay más allá del “objeto” que está usando?

Como persona que conozco un poco el tema de programación social, y específicamente el tema de programación social femenina, puedo ponerme en los zapatos, de las mujeres que asumen el rol programado de mujeres, y creen a pies juntillas que ser mujer, es hablar de una manera, gesticular de una manera, llevar bolsos, y tacones, y según algunas revistas “inocentes” como Cosmopolitan y similares.. saber hacer buenas felaciones.

Lo sepamos o no, muchas de nuestras identidades, de lo que creemos que somos, de lo que creemos que nos gusta, es fruto de una muy hábil e inteligente programación social, que es hábil e inteligente, precisamente por la practica imposibilidad de ver nuestras propias programaciones.

La minoria de personas que declaran disfrutar con la prostitución, evidentemente valoran especialmente el sexo. Nuevas preguntas ¿Lo valoran porque les da a ellas un sentido de valor para otros, (y necesitan de esta valoración ajena, para tener autoestima, of course), en tanto las hace sentirse deseables, admiradas, en última instancia “valiosas”? ¿Lo valoran porque existe la posibilidad de que en sus vidas haya necesidad de llenar algun vacio existencial,alguna angustia de fondo, con el placer y la autoestima conseguida por la aceptación de otros, por haber sido seleccionados en el mercado de los objetos disponibles, como el “más deseable”?

Si alguna de las personas que practican este tipo de prostitución, después de una sincera introspección, que pasa por la capacidad de autodetectar la influencia en la propia identidad de las programaciones sociales, tiene claro que su autoestima no depende de esta actividad y que no existe angustia alguna que le lleve a ello, felicidades, hemos encontrado a alguién libre que ha elegido libremente esta actividad.

Pero si en la minoria de personas que declaran esta actividad, como algo satisfactorio, solo en una minoria de esta minoria es una elección libre (no de gente que se cree libre..sino que lo es), entonces tendriamos un altisimo porcentaje de la población que trabaja dando placer físico a otros, que sufre vejaciones y violaciones de todo tipo, y una grandisima minoria que cree disfrutar, pero que esconde algún tipo de patología compulsiva o confusión identitaria que le lleva a creer lo que no es más que una ilusión.

Tenemos un montón de seres alienados y sufrientes, conscientes o no de su situación. Tenemos un montón de victimas, que eso sí “hacen un servicio social a la comunidad”, de personas que sufren por un sistema de relaciones sexuales, represivo e hipocrita basado en otro montón de ilusiones provenientes de ideologias varias, que hace que las relaciones sexuales entre personas, sin previo pago, muchas veces, no funcionen bien.

Yo creo que una sociedad en evolución positiva, empática, no puede permitirse el lujo de ser indiferente al sufrimiento de parte de su población y utilizar eufemimos del tipo ” hacen un servicio social inestimable y necesario”, o después de todo “es la profesión más vieja del mundo”. A mi no me importa que desde hace tiempos inmemoriales exista la esclavitud, eso no es un argumento válido para seguir manteniendolo y aceptandolo como inevitable.

Una sociedad empática, evolucionada constituida por personas individuales sintientes y empáticas, no puede aceptar jamás, que otros seres SUFRAN, con consciencia o sin ella (ningun padre acepta el lavado de cerebro de su hijo en una secta).

El convertir a un ser humano en OBJETO, es una prueba de nuestra incapacidad de sentir empatia hacia él, es una prueba más de nuestra incapacidad de reaccionar ante el sufrimiento ajeno. Y nuestra posición social tolerante hacia la prostitución, en forma de la boyante industria de la pornografia, o la amplia oferta en expansión de anuncios de prostitución que encontramos en los periodicos, nos podría dar que pensar en hasta que punto somos capaces de separar el derecho de cada persona a vivir como le plaza (convirtiendose en un objeto deseable para otros), y el deber de profundizar de verdad, para entender si detrás de algunas personas (no todas), que creen estar disfrutando de ese derecho, en realidad son victimas inconscientes de un engaño, que les hace estar sometidas a una situación alienante y destructiva, y por supuesto, el deber de empatizar con aquellos que, son la gran mayoría, que están siendo violados constatemente en el ejercio de una prostitución no deseada, pero que necesitan para subsistir “decentemente”.

About these ads

3 pensamientos en “Porno, amor, terrorismo acústico y empatía.

  1. Yo creo que todo se trata del más completo desconocimiento de la razón verdadera de nuestro desarrollo personal. En el momento en que entendamos como raza, que el placer por placer individual no tiene sentido universal, podríamos erradicar este tipo de comportamientos, los cuales no distan mucho de ser el comportamiento animal de nuestros ancestros, quienes se dejaban llavar por los instintos y no por el raciocionio.

    Hoy día pensamos más, pero esa razón nos lleva a juzgar más, de manera que hemos sustituído los comportamientos.

    Es todo un círculo vicioso?

  2. Me impactó mucho el argumento, realmente es verdad lo que muestra el texto, ¿porqué será q no nos solidarizamos con el otro?; me duele tanto ver a la gente asi, en tal mal estado (cualquiera fuese), y siento impotencia de mi misma por no poder ayudarla…
    Este articulo, una vez mas me abre los ojos y me ayuda a agradecer lo que Dios me ha dado.

  3. Gracias luces y Rocio por vuestros comentarios. Creo que las personas que tenemos la “desgracia” de conocer la empatía, no podemos evitar sufrir por la gente que ni siquiera sabrá nunca que sufre de alienación. El negocio del placer contiene las dos caras de la moneda, placer para uno, tortura consciente o inconsciente para el otro. En fin

Deja un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s