0

Aferrarse.. al zen.


Un monje y próximo sucesor le preguntó a su maestro, que estaba en su lecho de muerte:
“Maestro, ¿Hay algo más que yo deba aprender?”

“No”, dijo el maestro, “estoy plenamente satisfecho.
Pero aún hay algo en ti que me preocupa”.
“¿Qué es?, preguntó el monje. “Por favor, dímelo
para que pueda corregirlo”.
“¿Sabes?”, dijo el maestro.
“Lo malo es que todavía apestas a zen”.

HISTORIA ZEN

ZEN, Editorial Integral. Página 102

0

Siempre es tu mente.. lo que se mueve.


Dos monjes, al ver flamear una bandera
en el viento, comenzaron a discutir.
Uno dijo: “La bandera se mueve”.
El otro sostuvo:”No, es el viento el que se mueve”.
y así siguieron sin ponerse de acuerdo.
Hui-neng, el Sexto Patriarca, se acerco a ellos y dijo:
“No es la bandera la que se mueve.
No es el viento el que se mueve.
Es la mente de ambos que se mueve”.

HISTORIA ZEN

Zen, Editorial Integral, Página 100

0

Cuando un sabio se vuelve un ser humano común y corriente


Cuando una persona común obtiene conocimiento, se vuelve un sabio;
cuando un sabio obtiene comprensión, se vuelve una persona común;

DICHO ZEN

ZEN, editorial Integral, Página 96

Videos sobre zen:
http://evolucionando.blogspot.com/2007/11/quiza-las-respuestas-estn-en-el-zen.html
igual

4

Si tienes la suerte de amar y ser correspondido, no deberías perder un solo día.


Una vez conocí a alguien que me contó una de las filosofías de vida mas hermosas que he conocido. “Seremos mucho más felices si nos proponemos dedicar nuestra vida a hacer feliz la de nuestro gato”. Y fíjate que digo gato, no seres humanos.

Si eres capaz de dedicar tu vida a que un gato sea feliz, ¿qué no harás por otro ser humano al que ames?

Hoy pensaba que cuánto más te aproximas a los 50, más te haces consciente de que puedes quedar sin la VIDA en cualquier momento. La verdad es una tontería no tenerlo presente mucho antes, puesto que esto no es una simple cuestión estadística,en función de la edad que tengas. La Vida terrestre, es un regalo cada día. La posibilidad de que tener que abandonarla es puro azar, nunca sabes que va a pasar al respecto, al día siguiente.

Ya es un regalo, la belleza del mundo, el olor del viento, la luz de las olas; te das cuenta de ello, de manera instintiva, cuando eres niño… para luego perder esta conexión.

Y el regalo mayor es, cuando hay seres que quieres y que tienes la suerte de que te quieran. La inmensa suerte de amar y ser correspondido -es importante recordar, que el amor correspondido, no se refiere exclusivamente al amor de parejas-;la inmensa suerte de saber que el amor crece día tras día, año tras año. Esto es lo más parecido al concepto de “alma gemela”.

Pero pasa que la vida en la tierra es dura. Cuando tienes una cosa, te ves privado de otra. Parece un extraño equilíbrio que dicta algo parecido al “karma”, o vete tú a saber que..

A veces tienes esa lotería del amor correspondido, pero tu vida diaría es lo suficientemente dura, como para que ese amor quede desdibujado entre las sombras de tu infortunio. Que si un trabajo en el que te sientes atrapado, que sí difícultades en la comunicación, que si el “ego” toma el mando en la relación, filtrando lo más hermoso y convirtiéndolo en horror. La prioridad de hacer feliz “a tu gato”, deja de ser tal prioridad, y se borra de la memoria. Solo queda, el dolor de tu vida diaría, la depresión consiguiente, el ver tv o tomar cerveza, y convertir a tu amado/a, en la fuente de todas tus desdichas o preocupaciones.

A veces, si tienes esa lotería, vives en la no consciencia de creer que todo esto “será para siempre”. Y me refiero no a que tu amor no sea sólido, sino a que una neumonía no pillada a tiempo, un subidón del colesterol de que no te estás enterando, un tren que descarrilla en tu vuelta a casa, un error en la conducción, un cancer inesperado, yo que sé. No puedes evitar vivir en la fantasía de que eso no te pasará. Es nuestro mecanismo de autodefensa emocional, puede que sin esa fantasía, no sería soportable querer a alguien, sabiendo que puede ser tan fácil perderlo.

Y si adquieres esta consciencia, pero “la otra parte” no, entonces vés como cada incomprensión, cada estupido pequeño enfado, no solo te hace perder un día de compartir el amor, que podría ser el último día, y si adquieres conciencia y quieres romper esa locura,no sirve de nada si la otra parte no despierta. Sabes, entonces, que seguiréis jugando todos los días a la lotería de seguir vivos, pero sin VIVIR.

cd1

0

El poder de la libertad es pensar sin ser engañado por configuraciones mentales


Los poderes del Buda, son los verdaderos y sólo un Buda los posee:
ver sin ser engañados por color y forma, oír sin ser engañado por sonidos,
oler sin ser engañado por perfumes, gustar sin ser engañado por sabores,
tocar sin ser engañado por contactos,
y pensar sin ser engañado por configuraciones mentales

RINSAI

j3

Zen, Editorial Integral, Página 94