3 comentarios en “Defendámonos de los dioses. Un título provocativo para una ¿Realidad? e inquietantes raíces en el pasado histórico”

  1. -YO TAMBIEN SE QUE EXISTEN,PORQUE LO VI CON MIS OJOS,SOLO MIS ALLEGADOS Y UN COMPAÑERO DE TRABAJO LO SABEN,LOS DEMAS?,PARA QUE…SE LO QUE PENSARAN,AUNQUE NO LO DIGAN CARA A CARA,ME BASTA CON SABERLO YO,SE QUE NO ESTAMOS SOLOS…ALBERTO-ROSARIO-SANTA FE-ARGENTINA-

  2. De estar solos, obviamente no estamos.

    Pero me resulta castrante esperar a que ellos lleguen y nos conozcan (o, en el peor de los casos, conquisten) que nosotros dedicar mas tiempo y esfuerzo a descubrirlos nosotros.

    Y más castrante y ridículo aun, me parece el llevar miles de años matándonos por pedazos de tierra cuando allá afuera tenemos todo el espacio que podríamos necesitar por toda la eternidad.

    Lo ideal seria unirnos como humanidad y llegar a las estrellas, que tanto reprochan nuestra tardanza.

    1. Me parece muy hermoso Arturo lo que explicas aquí:). El curioso problema al que nos enfrentamos es el de aceptar primero la realidad de su existencia, por mucho que millones de ojos los vean todos los días. Es una actitud absolutamente anticientífica. El segundo, si socialmente hablando, nos decídimos a aceptar “su realidad”, que hacemos. Como tú dices, no es tan absurda la probabilidad de conquista, sobre todo pensando en términos de lo que conocemos, que es la historia humana y las motivaciones humanas. No obstante el estudio dentro de las posibilidades de estudio de un fenómeno tan contradictorio (lo que en si mismo ya es una característica interesante), parece llevar a varias tipologias de ovnis, con varias “psicologias” distintas de sus “ovninautas”. Pero la mayoría, agresivos con la especie humana, mentirosos e incumplidores (ateniendonos a los muchísimos testimonios, incluso históricos, sobre los posibles contactos más serios). Yo, personamente, y después de leer a Freixedo, me inclino porque aunque lo que llaman el “disclosure”, es un fenómeno aparentemente inevitable, los riesgos son reales.

      La idea startrekiana de humanidad únida hacia las estrellas (que comparto), no la veo probable, ni en este estado evolutivo espiritual de la humanidad (según Freixedo, en esto podrían tener algo que ver la influencia de estes seres), ni lógicamente nuestro estadio técnico. Pero en función de una masa crítica que desee una evolución espiritual (NO mística, sino por necesidad interna de cada ser humano de este planeta), sería “el camino” a seguir, sin duda alguna. Pero para ello hace falta, que rompamos con los “deseos de”, lo que sea. Creo que el zen podría ayudar mucho en ese proceso.

      Rollos mios:)

      Un abrazo
      Sirah

Deja un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s