Evolucionando se despide, seguiré publicando pero mucho menos:)


Evolucionando no se despide del todo, pero si que dejará de tener la frecuencia que tenía hasta ahora.

El surgimiento del fenómeno blog ha coíncidido con un período de mi vida en el que yo necesitaba compartir con la íntima esperanza de colaborar con mi pequeño granito de arena, mi pequeño granito de experiencia personal, en la mejora de la vida ajena (eso de haz el bien.. sin mirar a quién).

Elegí el seudónimo de Sirah (como explico en uno de los artículos) porque mi vida es una vida llena de vocaciones frustradas. La segunda (después de querer ser patinadora sobre hielo:)), era ser astrónoma, sencillamente porque de pequeña, muy pequeña, conectaba de una manera especial y mágica, con el firmamento, y creía que siendo astronoma, podría mantener ese hilo que me unía a las estrellas:). Como no pudo ser, mantengo la astronomía como afición, sigo mirando al cielo con una sonrisa y elegí como “alias” el nombre de una estrella, que es para mi una estrella especialmente bella, luminosa y de sugerente nombre: Sirah.

Pues el trabajo elegido por esta Sirah terrestre, ha acabado en lo fundamental, por necesitar pasar a otra fase de mi vida. Seguiré publicando, pero de manera más azarosa, en función de un tiempo que ya será residual (y mientras wordpress no cierre, claro).

Agradezco especialmente el amor que he recíbido de aquellas personas que me han enviado mensajes de apoyo, de agradecimiento, de aceptación, e incluso aquellos que desde el respeto profundo, han aportado un punto de vista diferente, al defendido por mi en alguno de mis artículillos.

Agradezco el apoyo que muchos bloggers han querido dar a este proyecto desde sus blogs, a través de sus artículos y enlaces aquí. Os seguiré con mucho cariño. 

Y desde aquí, os digo que creo sinceramente que vuestro trabajo, vuestros artículos, especialmente los hechos desde el corazón con la intención de compartir lo que habéis aprendido en la vida con otros, tendrá frutos, frutos que nunca veréis, de los que nunca sabréis.  Por ello os ruego que toméis el relevo. Y a ser posible, cuando vosotros os vayáis, aseguraros, de que otros toman el vuestro. De que esta infinita cadena de amor, de este intento de mejorar las vidas ajenas, y con ello hacer un mundo más humano entre todos, es eso, una lucha de todos.

Como decía Erich Fromm, existe una forma de amar, que algunos aún desconocen, pero que otros sentimos de manera espontánea: el amor hacia la humanidad. Seguid esa luz.

Anuncios