0

¿NUEVA MEDICINA ENERGÉTICA? (Parte VI). La dimensión espiritual del ser humano, posible clave para entender la enfermedad y la salud


Por qué para mi el futuro de la medicina pasa por una medicina que aún no existe: la medicina puramente energética. PARTE VI

La dimensión espiritual del ser humano,  posible clave para entender la enfermedad y la salud

En esta parte de esta serie de artículos intento aportar a través de las palabras de Richard Gerber, como nuestra situación espiritual (lease el conjunto de nuestras emociones, sentimientos, pensamientos), puede ser posible dirigirnos hacia la salud y la enfermedad.

Estoy pendiente todavía, de aportar otro artículo a esta seríe basada en la nueva medicina energética, en la que se aporten sino experimentos que prueben la existencia de los que Berger, llama en este extracto “cuerpos energéticos sutiles” -y que se corresponderían con los cuerpos mencionados en la tradición hindú, y en algunas tradiciones puramente esotéricas- sino al menos la forma de poder “probarlos”. Según él, son posibles de probar, haciendo determinados ajustes a las máquinas que actualmente usamos como instrumentos exploratorios de nuestros cuerpos. Pero de este tema hablaremos en otra entrada.

Sin esta entrada, lo que aquí se expone, puede ser legitímamente considerado, desde una óptica de los que valoramos la evidencia por encima de todo, totalmente irreal y fantasioso. Ruego paciencia

Texto extraído del libro “la curación energética” del cirujano Richard Gerber

Si comprendemos que el humano es un ser hecho de energía habremos sentado las bases para una nueva consideración de la salud y la enfermedad; y este nuevo planteamiento einsteiniano, además de proporcionar a los médicos del futuro una perspectiva inédita en cuanto a los orígenes de las dolencias, promete medios más eficaces para aliviar el padecimiento humano.

A diferencia de los enfoques convencionales farmacológico y quirúrgico, la medicina vibracional intenta el tratamiento de los humanos mediante las energías puras.

El orden molecular del cuerpo físico, en el fondo no es más que una retícula compleja de campos de energía entrelazados. Y esa retícula energética, que representa el sustrato físico/celular, recibe organización y alimentación de otros sistemas energéticos «sutiles» que son los que coordinan la fuerza vital con el organismo.

Existe, pues, una jerarquía de sistemas energéticos sutiles que coordinan las funciones electrofisiológicas y las hormonales, así como la estructura del cuerpo físico al nivel celular. Es a estos niveles sutiles, fundamentalmente, donde tienen sus orígenes la salud y la enfermedad.

Estos sistemas exclusivos de energía son afectados en gran medida por nuestras emociones y por el nivel de equilibrio espiritual tanto como por factores nutricionales y ambientales. Las energías sutiles modifican los patrones de reproducción celular tanto en sentido positivo como negativo.

La sabiduría médica convencional adhiere a la noción errónea de que todas las enfermedades pueden curarse mediante la reparación física o la eliminación de los sistemas celulares anómalos.

Existe un aspecto de la fisiología humana que los médicos no han comprendido y cuya existencia reconocen de mala gana, y esta dimensión de la fisiología humana es el Espíritu en su relación con el cuerpo físicoLa dimensión espiritual es la base energética de toda vida, porque es la energía del espíritu lo que anima el soporte físico. La conexión invisible entre el cuerpo físico y las fuerzas sutiles del espíritu encierra la clave para la comprensión de la íntima relación entre materia y energía.

La conciencia misma es una forma de energía vinculada integralmente a la expresión celular del cuerpo físico. En virtud de lo cual, la conciencia interviene en la creación continua de la salud o la enfermedad.

Cuando los representantes de la ciencia médica hayan entendido mejor las interrelaciones profundas entre el cuerpo, la mente y el espíritu, así como las leyes naturales por las que se rigen sus manifestaciones en este planeta, podremos tener una medicina verdaderamente holística.

0

¿NUEVA MEDICINA ENERGÉTICA?(Parte III) “Y cómo los pensamientos negativos influyen negativamente en la respuesta inmunológica. Caso especial de afectados por cáncer”


Por qué para mi el futuro de la medicina pasa por una medicina que aún no existe: la medicina puramente energética. PARTE III. 

EMOCIONES NEGATIVAS

Y cómo los pensamientos negativos influyen negativamente en la respuesta inmunológica. Caso especial de afectados por cáncer

Texto extraído del libro de Deepak Choprah, “la curación cuántica”

“A diario, un médico ve personas con cáncer que han sido sometidas a un tratamiento u otro de consecuencias desastrosas y lo consideran un éxito porque las células cancerosas han desaparecido.

No toman en consideración el desmejoramiento general del organismo, la amenaza de un cáncer ulterior debido al tratamiento en sí, ni el temor ni las depresiones en que suelen caer los enfermos que logran «curarse». Vivir con un miedo constante, incluso sin tener cáncer, no es una señal de buena salud.

La guerra no ha terminado; en lugar de combatir a la luz del día, el enemigo está agazapado, en posición de acecho.

La filosofía del tratamiento del cáncer es que la mente debe permanecer pasiva mientras los médicos entran a saco. Dicho de otro modo, se está estimulando un conflicto abierto en el sistema cuerpo-mente. ¿Cómo es posible que lo llamemos curación?

En un conflicto entre la mente y el cuerpo, el paciente está combatiendo en dos frentes; pero sólo hay un cuerpo y una mente. ¿No es evidente, por tanto, que si hay un perdedor, habrá de ser él, el paciente? No se trata de saber cómo ganar la guerra, sino cómo mantener la paz.

El Occidente no ha entendido que la manifestación física de una enfermedad sólo es un fantasma. Las células cancerosas que aterran al paciente y que los médicos combaten son también unos fantasmas; van y vienen, suscitando esperanza y desesperación, mientras el verdadero culpable, la memoria inquebrantable que genera la célula cancerosa, permanece agazapada en la sombra.

Exigimos que los enfermos demuestren heroísmo en un momento en que precisamente no están capacitados para ello, o jugamos con las cifras, transformando sus posibilidades de supervivencia en estadísticas.

El Ayurveda nos dice que hemos de buscar la causa de la enfermedad en un nivel más profundo de la conciencia donde poder hallar la vía de curación.

Cuando se es sencillamente uno mismo y no una «persona con cáncer», la reacción en cadena de la respuesta inmunológica con sus centenares de operaciones precisamente cronometradas, se dispara entonces firmemente decidida a ganar la batalla. Pero, a partir del momento en que uno se deja invadir por un sentimiento de impotencia y miedo, esta cadena se rompe.

Los neuropéptidos asociados a las emociones negativas se propagan, se fijan a las células inmunológicas y la respuesta inmunológica pierde su eficacia. En este punto nace la paradoja: si no diéramos tanta importancia al cáncer y reaccionáramos ante él como ante algo tan normal como la gripe, tendríamos más posibilidades de restablecer la salud.

Sin embargo, el diagnóstico del cáncer hace que el paciente se sienta muy anormal. El diagnóstico en sí es el punto de partida del círculo vicioso, como una serpiente que se muerde la cola hasta acabar consigo. El hecho de que sus emociones se sitúen en un plano tan hondo no significa que los enfermos de cáncer no puedan modificarlas. Pueden dominar su sentimiento de impotencia y desesperación yendo hacia un nivel aún más profundo.”

La curación Cuántica. Deepak Choprah. Páginas 83-84-85

0

¿NUEVA MEDICINA ENERGÉTICA? (Parte V) Pruebas de la existencia de canales de energía intracorporales


Por qué para mi el futuro de la medicina pasa por una medicina que aún no existe: la medicina puramente energética (Parte V)

EXISTENCIA DE CANALES DE ENERGÍA INTRA-CORPORAL

 

En el siguiente nuevo extracto del libro de Richard Gerber, “la curación energética”, pasamos a intentar probar (dentro de los límites de las investigaciones realizadas hasta el momento) la existencia de los canales de energía que utiliza la acupuntura. Estos canales serían por donde circularía la energía relacionada con el “campo de energía” (PARTE IV) descubierto por el anatomista Harold S. Burr, mencionado en el artículo anterior.

Atención al punto que vincula la relación entre el campo de energía y sus meridianos como parte de un sistema de “guía” para la formación de cada una de las partes del cuerpo humano.

“El cuerpo etéreo no se halla totalmente separado del sistema físico, con el que mantiene interacciones. Existen canales específicos de intercambio de energía que admiten el flujo de información energética entre uno y otro sistema. Hasta época reciente no se conocían ni se estudiaban esos canales en la ciencia occidental; en cambio, se ha escrito mucho acerca de ellos en la tradición esotérica oriental y podemos encontrarlo en su bibliografía.

Uno de estos sistemas que ha merecido recientemente la atención de los investigadores occidentales es el de los meridianos de la acupuntura.

Según las ancestrales tradiciones chinas (MTC), los puntos de acupuntura del cuerpo humano están dispuestos con arreglo a un sistema de meridianos no visibles, que circula en profundidad por los tejidos del organismo, y que sirve de vehículo a una energía nutritiva invisible, a la que los chinos dan el nombre de «ch’i». 

Esta energía ch’i entra en el organismo por los puntos de acupuntura y fluye por los meridianos hacia las estructuras profundas y los órganos, a los que aporta un alimento vital que es de naturaleza energética sutil. Los chinos creen que existen doce pares de meridianos, conectados en profundidad a sistemas orgánicos concretos en el interior del cuerpo humano. Y consideran que cuando se bloquea o se desequilibra el flujo de energía hacia los órganos, se producirá una disfunción del sistema orgánico afectado.

En occidente comienzan a buscarse pruebas anatómicas, en cuanto a la existencia de tales meridianos en el organismo humano:

EXPERIMENTO 1: Del Dr. Kim Bong Han del  The National Acupunture Meridians Research Institute en Corea

Durante los años sesenta, en Corea, un equipo de investigadores dirigido por el profesor Kim Bong Han exploró la naturaleza anatómica del sistema de los meridianos en animales.

El trabajo experimental de Kim Bom Ham, consistió en el estudio de los meridianos de acupuntura de los conejos y otras especies de laboratorio. Por ejemplo, inyectaba P32 (un isótopo radiactivo del fósforo) en un punto de acupuntura del conejo, para controlar luego la absorción de esa sustancia por los tejidos adyacentes. 

Utilizando técnicas de micro-autorradiogratía descubrió que el Pt2 era activamente absorbido por unas conducciones que formaban parte de un fino sistema de tubulos (de aproximadamente 0,5 a 1,5 mieras de diámetro), cuya distribución coincidía con la de los clásicos meridianos de la acupuntura. En cambio las concentraciones de P32 en los tejidos inmediatamente adyacentes a estos me-ridianos, o en los próximos al punto de inyección, eran despreciables.

Cuando se inyectó deliberadamente el P32 en una vena próxima, poca o ninguna difusión se observó en la red de los meridianos, resultado que sugiere que dicho sistema de meridianos es independiente de la red vascular.

Los estudios histológicos realizados por Kim sobre el sistema de tubulos de los conejos demostraron que este conjunto de meridianos tubulares se dividía en un sistema periférico y otro profundo, constando además este último de varios subsistemas.

El primero de estos sistemas profundos recibió el nombre de sistema de canalículos internos. Lo constituían unos tubulos en flotación libre a través de los vasos sanguíneos y linfáticos, con los que se entrecruzaban presentando puntos de penetración y salida. En estos conductos internos, los fluidos generalmente se desplazaban en el mismo sentido que la sangre y la linfa en los vasos correspondientes, pero en determinadas circunstancias se daba el caso de que fluían en sentido contrario.

El hecho de que estos canalículos atreviesen los vasos de los demás sistemas, y el que sus fluidos a veces discurran en sentido contrario al de los «vasos portadores», sugiere que la formación de aquéllos es distinta (y tal vez anterior en el tiempo) con respecto al origen de los sistemas vascular y linfático.

En otras palabras, que los meridianos pueden ser anteriores, durante la embriogénesis, a la formación de las arterias, las venas y los vasos linfáticos. Es posible que los meridianos hayan servido de guía espacial para el crecimiento y el desarrollo de estos sistemas circulatorios, el sanguíneo y el linfático, cuando estaban en vías de formación; al desarrollarse los vasos sanguíneos, en ocasiones han crecido alrededor de los meridianos, y de ahí la apariencia de que éstos entran y salen con respecto a aquéllos.

Un segundo conjunto de tubulos quedó caracterizado con la denominación de sistema de canalículos intra-extemos; son los que se hallan en la superficie de los órganos internos y forman por lo visto una red totalmente independiente de los sistemas vascular, linfático y nervioso.

El tercer conjunto, llamado sistema de canalículos externos, recorre la superficie exterior de los vasos sanguíneos y linfáticos; son también los que se hallan en las capas superficiales de la epidermis, en cuyo caso se habla de sistema de canalículos periféricos. Este sistema superficial es el más conocido por los practicantes de la acupuntura clásica.

Hay un cuarto sistema de túbulos, llamado el sistema de canalículos neurales, distribuido en los sistemas nerviosos central y periférico.

Se ha descubierto que todos estos canalículos están conectados entre sí (desde el sistema periférico hasta el profundo), manteniendo por consiguiente una continuidad; la interrelación entre los distintos sistemas se efectúa por la conexión de los túbulos terminales de cada sistema, más o menos como la relación que se establece en la circulación sanguínea, donde la red venosa y la arterial conectan a través de los capilares que aportan la sangre a los tejidos.

Es interesante observar que según los estudios de Kim, los túbulos terminales alcanzan hasta los núcleos de las células de los tejidos. A diversos intervalos, sobre estos meridianos, se hallaron unos corpúsculos especiales, de reducidas dimensiones; estos corpúsculos del sistema periférico se encuentran, al parecer, debajo de los clásicos puntos de acupuntura, con los que guardan correspondencia.

El fluido extraído de estos túbulos presenta concentraciones elevadas de ADN, ARN, aminoácidos, ácido hialurónico, dieciséis tipos de nucleótidos libres, adrenalina, corticosteroides, estrógeno y otras sustancias hormonales en proporciones muy diferentes de las que se hallan normalmente en la corriente sanguínea. La concentración de adrenalina en el fluido de los meridianos duplicaba el nivel normal en suero, y en un punto de acupuntura se halló un nivel de adrenalina diez veces superior.

La presencia de hormonas y de adrenalina en el fluido de los canalículos indudablemente apunta a una conexión entre el sistema de meridianos y las glándulas endocrinas del organismo.

Por otra parte, Kim halló que los canalículos terminales conectaban con los núcleos de las células componentes de los tejidos, que son los centros de control genético de dichas células. Y teniendo en cuenta la presencia de ácidos nucleicos y de hormonas como los corticosteroides en el fluido de los meridianos, es obvio que deben existir importantes interrelaciones entre el sistema de los meridianos de la acupuntura y la regulación endocrina del ser humano.

Kim realizó una serie de experimentos para corroborar la importancia de la continuidad entre los meridianos y determinados órganos del cuerpo a través de los sistemas profundos. Para ello resecó el meridiano del hígado de una rana, estudiando luego las alteraciones microscópicas de los tejidos del hígado.

Poco después de practicar la resección de dicho meridiano se observó la dilatación de los hepatocitos, con un notable enturbiamiento del citoplasma.
A los tres días el órgano entero presentaba síntomas de seria degeneración vascular. Estos resultados fueron reproducidos mediante series de experimentos de naturaleza similar.

Kim estudió también la modificación de los reflejos neurales consiguiente a la resección de los túbulos meridianos perineurales; a los 30 minutos de la intervención el tiempo de reacción refleja había aumentado en más de un 500 % permaneciendo en estas condiciones durante más de 48 horas, salvo algunas fluctuaciones menores.

En conjunto parece que estos trabajos confirman la teoría clásica china de la acupuntura, según la cual los meridianos suministran a los órganos del cuerpo un fluido nutritivo especial.

Basándose en sus numerosos experimentos Kim extrajo la conclusión de que el sistema de los meridianos no sólo se halla totalmente interrelacionado consigo mismo, sino que además alcanza a todos los núcleos celulares de los tejidos.

EMBRIOGÉNESIS Y MERIDIANOS. MERIDIANOS EJERCEN ALGUNA INFLUENCIA EN ORIENTACIÓN ESPACIAL DE FORMACIÓN DE ÓRGANOS INTERNOS

Para saber en qué punto de la embriogénesis se establecía esta conexión nuclear/celular, Kim empezó a estudiar en distintas especies el momento de la aparición de esos meridianos. En una serie de experimentos embriológicos que recuerdan a los del doctor Burr, Kim halló en un embrión de pollo túbulos meridianos formados a las quince horas de la concepción.

Descubrimiento del mayor interés, puesto que en esa fase no están esbozados ni siquiera rudimentariamente los órganos más principales.

Visto el hecho de que la orientación espacial completa del sistema de meridianos es preexistente a la formación de los órganos, cabe pensar que el funcionamiento del sistema de los meridianos de acupuntura ejerce alguna influencia sobre la migración y la orientación espacial de las células constitutivas de los órganos internos.

Como los meridianos están conectados con el centro de control genético de todas las células, es posible que este sistema desempeñe un papel importante así en la reproducción como en la diferenciación (especialización) de todas las células del organismo.

Podemos poner en relación las investigaciones de Kim con los trabajos paralelos del doctor Harold Burr. Se recordará que éstos consistían en establecer el mapa de los campos eléctricos que rodean el embrión de la salamandra en vías de formación. En estas investigaciones se descubrió la presencia de un eje eléctrico desde la fase de óvulo no fertilizado todavía de la salamandra, que prefiguraba la futura orientación del cerebro y el sistema nervioso central en el animal adulto.

La presencia de tal eje eléctrico o guía de ondas en el óvulo no fertilizado sugiere la colaboración de algún tipo de campo direccional de energía, que estimula y orienta la rápida proliferación y localización espacial de las células del embrión en sus primeras fases de desarrollo.

En la germinación de los vegetales, según descubrió también Burr, el contorno del campo eléctrico que se detecta alrededor de los plantones tiene la forma de la planta adulta.

Si combinamos estos datos con lo que sabemos acerca de la fotografía Kirlian y la captura del fenómeno de la hoja fantasma, nos veremos obligados a establecer la conclusión de que la organización espacial del crecimiento, desde la embriogénesis hasta la fase adulta, va orientada con arreglo a un campo de energía dotado de propiedades holográficas, que sirve de plantilla, y que hemos llamado el cuerpo etéreo.

Kim descubrió que la formación del sistema de los meridianos de acupuntura era anterior a la formación y localización espacial de los primeros rudimentos de los futuros órganos en el embrión. También halló una relación estrecha entre los meridianos y los núcleos de las células. Todos estos resultados sugieren el paso de algún tipo de información, por medio de los meridianos, hacia el ADN que controla genéticamente la reproducción celular, a fin de aportar alguna modulación adicional al proceso del desarrollo embrionario.
El hecho de que los meridianos adquieran su organización espacial en el embrión antes de que las células y los órganos alcancen su posición definitiva en el organismo sugiere que el sistema de los meridianos suministra algo así como un mapa de carreteras intermedio, o un manual de instrucciones informáticas para las células del ser en vías de desarrollo.

Sintetizando entre los trabajos embriológicos de Burr y de Kim, parece que el sistema de los meridianos actúa como interfaz entre el cuerpo etéreo y el cuerpo físico, puesto que dicho sistema “Es el primer vínculo físico que se establece entre el cuerpo etéreo y el físico, éste en fase de desarrollo inicial. En consecuencia la estructura energética organizada del cuerpo etéreo precede al desarrollo del cuerpo físico y lo orienta.

Esa traducción de las variaciones etéreas en cambios físicos celulares ocurre tanto en la salud como en la enfermedad.

2) EXPERIMENTO 2: Del investigador Pierre de Vernejoul

En otros estudios más recientes, el investigador francés 
y otros han corroborado en humanos los descubrimientos de Kim.
(http://jnm.snmjournals.org/content/33/3/409.full.pdf+html)

En este caso se inyectó tecnecio radiactivo 99m en los puntos de acupuntura de los pacientes, y se controló la absorción del isótopo mediante una cámara de gammagrafía. De Vernejoul comprobó que el tecnecio radiactivo 99m migraba siguiendo los meridianos clásicos de la acupuntura china y recorría una distancia de unos 30 cm en los primeros cuatro a seis minutos, mientras que la inyección del mismo isótopo en puntos de la epidermis elegidos al azar, o bien buscando deliberadamente las vías venosas o las linfáticas, no producía ninguna difusión comparable.


Lo que da a entender que los meridianos constituyen un sistema exclusivo e independiente.”

Extraído del libro “la curación energética” del cirujano Richard Gerber

Más Información en http://nuevamedicinaenergetica.blogspot.com

0

¿MEDICINA ENERGÉTICA? (PARTE IV) Pruebas de la existencia de un campo de energía que rodea al cuerpo


Por qué para mi el futuro de la medicina pasa por una medicina que aún no existe: la medicina puramente energética (Parte IV)

PRUEBAS DE LA EXISTENCIA DE UN CAMPO DE ENERGÍA QUE RODEA AL CUERPO

Lo que sigue es un extracto de la obra del cirujano Richard Berger, exponiendo las pruebas que algunos investigadores van encontrando en la búsqueda de lo que la ciencia actual considera mitos de culturas como la hindú y la china, o que entran en el terreno de lo para psicológico. Estoy hablando de la “posible” existencia REAL de otros cuerpos vinculados a nuestro cuerpo físico, que según el trabajo realizado por el Dr. Berger en función de las investigaciones realizadas sobre estos escabrosos temas, podría estar más vinculado de lo que imaginamos a nuestro concepto de salud y enfermedad. De hecho adelanto aquí, que la conclusión extraída de toda la investigación realizada por el Dr. Berger, es que la ENFERMEDAD SE ORIGINA EN LOS CUERPOS SUPERIORES y QUE ES CURABLE PRIMERO EN ELLOS, ANTES QUE EN EL CUERPO FÍSICO.

Entiendo que si llegas aquí con la mentalidad educada desde la ciencia actual esto te parezca disparatado. Me parece lógico. Aún así te invito a leer alguna de las conclusiones de este investigador, y quizá te sorprenda cierta coherencia en lo que vas a leer, y lo más impresionante, conocerás investigaciones que confirman cosas que, culturalmente, parecemos no estar preparados para aceptar (sino perteneces a movimientos “new age”, claro:)

A continuación comenzaremos a plantearnos la existencia REAL de lo que otras culturas y tradiciones esótericas han dado en llamar “cuerpo etéreo”. Más adelante veremos como este “cuerpo etéreo”, “podría” estar vinculado a nuestra situación de salud o enfermedad.

Pasen y vean:

La prueba científica:
Una búsqueda del cuerpo etéreo

La más antigua de las pruebas en apoyo de la existencia de un cuerpo energético holográfico se encuentra en la obra del neuroanatomista Harold S. Burr, de la Universidad de Yale, durante los años cuarenta.

Las investigaciones de Burr versaron sobre la forma de los campos de energía que rodean a los animales y vegetales vivos; por razones que luego se verán eligió como principal sujeto de sus experimentos a la salamandra, y halló que éstas poseían un campo de energía cuya forma era aproximadamente la del animal adulto.

Asimismo detectó en ese campo la existencia de un eje eléctrico alineado con el cerebro y la médula espinal.

A continuación Burr se propuso determinar con exactitud en qué momento de la embriogénesis del animal se constituía dicho eje eléctrico, para lo que realizó una serie de mediciones del campo, diagramándolo para fases cada vez más primitivas del desarrollo embrionario de la salamandra.

Lo que descubrió Burr fue que el eje eléctrico tenía su origen en el óvulo no fertilizado. Y ese descubrimiento contradecía todas las teorías convencionales de la biología y la genética de su época.

OBSÉRVESE EL EJE CENTRAL

Burr teorizó que el eje eléctrico presente en el óvulo antes de la fertilización era el antecedente del que, alineado con el sistema nervioso, se encontraba en la salamandra adulta. En apoyo de esta teoría realizó una serie de experimentos, para los que inventó un método de «marcaje».

Se da el caso de que los anfibios, como lo es la salamandra, tienen óvulos de tamaño relativamente grande, permitiendo la observación visual directa por medio de un biomicroscopio mientras realizaba el marcaje del eje eléctrico en la fase de óvulo no fertilizado.

El procedimiento de Burr consistía en inyectar diminutas gotas de una tinta oscura indeleble, por medio de una micropipeta, en la región axial del óvulo. Así descubrió que las partículas de tinta oscura quedaban siempre incorporadas a los tejidos cerebral y espinal de la salamandra en vías de formación.

Burr experimentó también con los campos eléctrícos de los plantones; según sus investigaciones, el campo eléctrico que rodea un germen brotando no tiene la forma de la semilla original, sino que se asemeja al de la planta completamente desarrollada.

Los resultados de Burr sugieren que todo organismo en vías de desarrollo está destinado a seguir una plantilla de crecimiento preestablecida, y que esa plantilla la genera el campo electromagnético individual de tal organismo.

Texto procedente del libro “la curación energética” del cirujano Richard Berger. 

Más información en: http://nuevamedicinaenergetica.blogspot.com

2

¿NUEVA MEDICINA ENERGÉTICA? (Parte I) PRUEBAS DE QUE EL PENSAMIENTO SE TRANSFORMA EN MATERIA


Por qué para mi el futuro de la medicina pasa por una medicina que aún no existe: la medicina puramente energética (Parte I)

PRUEBAS DE QUE EL PENSAMIENTO SE TRANSFORMA EN MATERIA

Llevo casi 9 meses dedicada a entender el porqué de el cáncer. He leído muchísimo, dejándome llevar por mi instinto. Los que conozcan un poco este blog, verán que ya estudiaba el tema de antes de que este drama humano apareciese en mi vida. Por lo que estaba mínimamente preparada.

Las conclusiones a las que estoy llegando son tan descabelladas tanto para la ciencia oficial-convencional, como la para la naturopatia. Pero mi conciencia, puñetera ella, no me permite quedarme al margen, en función de la aceptación o el rechazo de “los otros”.

Aún a sabiendas de que si llegas aquí, y te sitúas -legítimamente-,  en tu forma de percibir el  mundo, donde se sitúa el promedio de la gente, te sonará lo que voy a contar a esotérico, in-fundamentado, anticientífico, aún así, voy a atreverme a compartirlo.

Ayer vi en la 2 de tve un documental. Se llama al menos en España “Inmortal”, se puede ver completo aquí:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-noche-tematica/noche-tematica-inmortal/1247820/ (no encuentro código de inserción)

LA TELOMERASA, CLAVE DE LA VIDA ETERNA

En este vídeo se explica como el telómero, de los cromosomas del núcleo de la célula se va acortando con cada replicación del Adn, siendo que cuando se llega al final el Adn “se deshilacha”, es decir, se autodestruye. (Si tomamos como símil,  la funda final estrecha que se le pone a un cordón para que no se deshilache,  la funda sería el telomero y el cordón el ADN),

Una científica australiana, Elizabeth Blackburn (Premio Nobel), descubre que en los protozoos ciliados de agua dulce, llamados tetrahymena, existe una enzima que hace que este fenómeno celular no se produzca, es decir, que el telómero, recibiendo constantes nuevos aportes de ADN, no se acorté en su duplicación jamás y por tanto el adn, nunca se destruya. Las células tienen un proceso de duplicación infinita, como dicen el en documental, son  de hecho “inmortales”.

Bautizaron a esta enzima la telomerasa y ha sido uno, sin duda, uno de los grandes descubrimientos de finales del siglo pasado, con implicaciones en la posibilidad de aumentar la duración de la vida.

LA TELOMERASA COMBUSTIBLE DEL CÁNCER

Tiene no obstante su cara y su cruz, al tiempo que la telomerasa proporciona el mecanismo que permite la eterna división celular, pero en el cuerpo humano sirve de combustible, desgraciadamente a las células cancerígenas.

EL ESTRÉS MEDIBLE EN LAS CÉLULAS Y ACORTADOR DEL TIEMPO DE VIDA

Elissa Eppel, psicóloga e investigadora, colabora en un estudio con Elizabeth Blackburn para conocer como afecta el estres a las células.

En un estudio sobre mujeres estresadas por su oficio como cuidadoras familiares, encontraron que en relación a las no estresadas, padecían un envejecimiento celular de entre 10 y 17 años y que cuantos más años pasan bajo situación de estrés, más cortos eran sus telómeros y más baja es su telomerasa. Incluso en mujeres sanas, con niveles altos de estrés PERCIBIDO, también tenían los telómeros cortos .  Para Eliza, esto es algo positivo, porque en la medida en que es percibido y no exactamente real, se puede trabajar y cambiar.

Para confirmar este cambio, no sólo el emocional sino el control sobre la longitud de los telómeros, se siguió a un grupo de hombres con bajo riesgo de padecer cáncer de próstata, que trabajaba con los siguientes mecanismos:

– Cambio de estilos de vida

– Meditación y Relajación

– Ejercicio Regular

– Apoyo Emocional

– Dieta baja en grasas

Según Dean Ornish, que dirigió el estudio en colaboración con Elizabeth Blackburn,  en 3 meses, más de 500 genes se vieron favorablemente afectados, activando o mejorando los genes que previenen las enfermedades. También estudiaron la telomerasa que se había incrementado en un 30% en los 3 meses que duró el estudio. Al parecer, envejecieron un 29% menos en esos 90 días.

En este punto pregunta la locutora: ” ¿Podría ser el aumento de la telomerasa una mala noticia para el cáncer de Jack(el hombre al que entrevistan que participa en este estudio)?” Contesta Dean Ornish: “Sí, existe el riesgo teórico de que la telomerasa incremente el riesgo del cáncer porque las células cancerosas producen un aumento de la telomerasa, eso es lo que las mantiene vivas. PERO NO ES LO QUE HEMOS OBSERVADO EN ESTOS PACIENTES. Cuando examinamos su cáncer de prostata o su expresión génica habían mejorado. 

La investigación demostró que  el ejercicio y la reducción del estres y del pensamiento negativo puede cambiar la longitud del telómero. Hasta en un 25 % de los pacientes los telómeros SE ALARGAN en el plazo de uno o dos años.

Dice Dean Ornish: ” Empezamos a comprender que  A NIVEL GENÉTICO, SI CAMBIAS TU ESTILO DE VIDA, TUS GENES CAMBIAN, TU TELOMERASA TAMBIÉN”

0

¿NUEVA MEDICINA ENERGÉTICA?(Parte II) Humildes experimentos caseros que prueban el poder de la palabra (verbalización del pensamiento)


Por qué para mi el futuro de la medicina pasa por una medicina que aún no existe: la medicina puramente energética (PARTE II)

HUMILDES EXPERIMENTOS CASEROS QUE PRUEBAN EL PODER DE LA PALABRA (VERBALIZACIÓN DEL PENSAMIENTO)

He decidido incorporar este artículo al grupo de artículos que he titulado “Por qué para mi el futuro de la medicina pasa por una medicina que aún no existe: la medicina puramente energética “. ^¿Por qué?  Por que como han demostrado las investigaciones de el Dr. Dean Ornish y la Dra Elizabeth, el pensamiento positivo producen un cambio en genes y en la longitud de los telómeros (expectativa de vida), mencionados en la entrada:

Este artículo no es una investigación seria en regla, es evidente, solo es una primera aproximación a lo que podría hacerse si se tomará en serio. Está demostrado que el pensamiento positivo produce cambios físicos. En estos experimentos caseros, colaboran pensamientos y su expresión verbal: las palabras, para producir la visibilidad del efecto del pensamiento en su “trasvase” a materia. Por lo tanto lo consideraré la “cuarta prueba” de la necesidad de una nueva medicina energética:

He conocido a alguien que lo ha hecho en casa, y efectivamente ha habido diferencias. A mi lo único que me ha pasado es que se me ha formado en un vaso de agua de arroz (precisamente arroz), una forma tipo “emoto”.

Pensé que en youtube tenía que haber “pruebas” de gente de muy diversos países, con palabras en varios idiomas y con experiencias que contar. Por ahora, he “coleccionado”, algunos vídeos de España, Brasil,  Francia, Polonia, Israel, EEUU. Me parece a pesar de estar realizado por personas que no conocen las condiciones de un experimento científico, los resultados son extraordinariamente homogéneos.

Apunto una experiencia personal: En Diciembre fui operada,  la anestesia en el proceso de limpieza produce el reflejo de vomitar – al menos en mi caso-, el problema es que que tenía mucha necesidad y no podía. Como consecuencia sufrí la primera noche, un ataque de pánico. Estaba conmigo mi pareja que mostrando una calma inusual en él, me puso a meditar. Yo comencé a tomar consciencia de todos los pensamientos negativos que estaba teniendo. Y de manera consciente empecé a buscar pensamientos positivos. Las nauseas se iban cuando empezaba a pensar en positivo.  Y volvían cuando no tenía fuerza para seguir con la meditación.  Solo el pensar en positivo cambió una realidad completamente física.

CASO 1:

¿El amor flota?

¿El odio se hunde

CASO 2

CASO 3 (BRASIL)

VÍDEO 1

VIDEO 2

VIDEO 3

VÍDEO 4

CASO 4 (FRANCÉS)

CASO 5 (ALEMÁN)

CASO 6 (HEBREO)

CASO 7 (POLONIA)