La gran libertad de tener un cuerpo


risa

Todas las mañanas me voy a dar un paseo. Siento mi energía viva y con ganas de vivir el mundo. Camino y puedo ir a infinidad de sitios, hacer infinidad de cosas. Puedo ELEGIR.
Cuando tuve que hacer quimioterapia sentí, atada como estaba a la sonda que conectaba mi cuerpo con esos líquidos extraños, que perdía este derecho. Que perdía el derecho a usar este vehículo al que llamamos cuerpo para vivir la vida. Que perdía el potencial de ir aquí o allá, hacer esto o aquello
Cada día que doy un paseo, hago un pastel, beso a mi gente, recuerdo que hubo algún día, en el que creí, de verdad, que perdía “el derecho” a ver la luz del sol, hacer un pastel, amar a los que amo, gracias mis propios pies, a mis propias manos. Nunca lo olvido.

Anuncios

Publicado por

sirah

¡En wordpress desde el año 2006! La Estrella Alfa (la más grande) de la Constelación de Andrómeda, está situada al noroeste de la Constelación de Pegaso y se llama Sirah, Sirrah o Andromedae

2 comentarios en “La gran libertad de tener un cuerpo”

    1. Me encanta que te haya “llegado”. Lo escribí desde el puro sentimiento:) Por cierto, me encanta tu blog, mencionaré una frase tuya en un post que voy a poner ahora:)

Deja un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s