El hombre más viejo del mundo achaca su longevidad a sus hábitos alimenticios


Interesante, la carne “magra” aumenta la longevidad

La Matrix Holografica

El boliviano Carmelo Flores Laura, considerado a sus 123 años el hombre más viejo del mundo, asegura que su longevidad se debe, sobre todo, a sus hábitos alimenticios, que incluyen carnes magras, quinua y agua mineral.

Flores Laura bebe agua del deshielo del nevado Illampu y come un par de veces al año carne de zorrino frita, o en chicharrón, como le dicen los bolivianos, una de las razones por las cuales su virilidad lo acompañó hasta hace muy poco, asegura.

El anciano insiste en que la cultura alimenticia del pueblo aimara incidió en su longevidad, sobre todo por el consumo de cereales andinos, tubérculos y carne de los camélidos que viven en la región del altiplano, como la llama o la alpaca.

Esclavo al nacer, allá por 1890, Flores fue padre de cinco hijos,-de los cuales solo el menor vive aún-, abuelo de más de 40 nietos y con…

Ver la entrada original 352 palabras más

Anuncios

Deja un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s