Como Roger Bannister utilizó el poder de su mente para romper los límites impuestos socialmente


 

Nuestra mente ha sido programada desde nuestros primeros instantes en nuestra vida, con una serie de principios y paradigmas que nos acompañan y pueden condicionarnos para el resto de nuestros días. Y, sin embargo, todos estos paradigmas, no son más que una programación de nuestra mente, y como toda programación, la mente es capaz de cambiarla y modificarla.

Lo que nos lleva a determinar que nuestra mente es capaz de creer y hacer que suceda cualquier cosa que se proponga.
LA HISTORIA DE ROGER BANNISTER

Resulta muy ilustrativa la historia del atleta Roger Bannister, allá por el año 1954.
En su época, la marca establecida para la milla estaba por encima de los 4 minutos. Y parecía una marca imbatible. De hecho, durante décadas, los mejores atletas del mundo llegaron a acariciar aquellos tiempos, algunos lograron mejorarlos levemente, pero ninguno logró superar la barrera de los 4 minutos. Y a ello contribuyeron en gran medida las propagandas periodísticas que proclamaban con titulares que aseguraban que ningún ser humano podría nunca superar la barrera de los 4 minutos. Por si fuera poco, a este movimiento se le unió la Comunidad Médica advirtiendo de los peligros asociados de intentar la proeza de correr aquella distancia en menos de 4 minutos.

Lo que estaba ocurriendo era que la mente de los atletas estuvo programada durante años con una serie de paradigmas que los acabarían condicionando: periodistas y representantes deportivos habían dado por sentado que aquella marca nunca podría ser superada. Y médicos y científicos habían afirmado que el cuerpo no soportaría tal esfuerzo y que el corazón, literalmente, explotaría.

El inconsciente de todos aquellos atletas, aceptó tales afirmaciones. El de todos menos el de uno.

Y la historia dio un vuelco el 6 de mayo de 1954, cuando Roger Bannister corrió la milla en 3.59.4. El mito había caído.

Y lo que hace de esta historia algo realmente curioso es que, a partir de que aquella noticia empezara a difundirse por el mundo, en menos de un año, 37 atletas habían superado su marca. Y el siguiente año, otros 300 altetas más.

Cuando se le preguntó a Bannister cómo había sido posible que en tan poco tiempo tantos atletas hubieran aprendido a correr tan rápido, él respondió:

“Nada de esto ocurrió porque de repente el ser humano hubiese aprendido a ser más rápido, sino porque entendió que no se trataba de una imposibilidad física sino de una barrera mental”.

Todos los atletas anteriores a Roger Bannister habían permitido que sus mentes fueran programadas, con aquellas negaciones y limitaciones por parte de periodistas, médicos y especialistas deportivos. Y acabaron creyendo que la hazaña era humanamente imposible. Y su cuerpo, acabó reaccionando de acuerdo a la programación que tenían en su mente.

Pero una vez que Bannister se atrevió a no creer en aquellas limitaciones, una vez que se atrevió a re-programar su mente y se negó a aceptar lo imposible, demostrando que era humanamente alcanzable realizar tal hazaña, los cerebros de todos los demás atletas se reprogramaron, rompieron con los antiguos paradigmas limitadores y empezaron a CREER en ello, y muchos también lograron aquellos resultados.

La historia nos ha demostrado que lo “imposible” no existe. Y si no lo crees, mira las cosas que te rodean. Cosas que en su día fueron catalogadas de “humanamente imposibles” hoy soy parte cotidiana de nuestra vida: La luz, tu teléfono móvil de última generación, las energías renovables… Todo en lo que creas, será así mientras tú mismo no consigas demostrarte lo contrario. El límite no está sino dentro de tí.
“Todo aquello que la mente humana pueda concebir y creer, la mente puede alcanzar”

 

(Artículo del blog: http://podermental111.blogspot.com.ar/2014/07/lo-imposible-no-existe-es-solo-una.html#more) Nota de Evolucionando: Fantástico blog a explorar:)

Anuncios

Deja un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s