El ego, bajo control sí, pero sin obsesionarse con ello también.


– ¿Qué es el ego? ¿Que no es el ego? 

Para mi “ego”, sería sinónimo de “algo que uno no es” y “nacería” de la absorción de la sociedad por el individuo.

Mi modelo principal de “No ego”, pasa por un lado por recordar y a cierto nivel “re-contactar” con lo que era cuando era pequeña, especialmente antes de la socialización, cuándo la percepción de la realidad no estaba mediada por pensamientos basados en conceptos creados por “lo social”. Y por el otro por el contacto lo más directo posible con lo que conocemos como “alma”.

– ¿Cómo se manifiesta? 

Desgraciadamente es realmente difícil sacudirse el extraordinario peso de toda la infraestructura social. Uno/a siempre acaba creándose identidades falsas vinculadas siempre a lo que la sociedad ha introducido en nosotros, a saber: identidad de víctima/victimario de alguien o incluso de algo (de alguna injusticia familiar/social, incluso se puede ser víctima del clima si me apuráis), identidad de ser superior/inferior a otros por razones de los más peregrino (tener un montón de ladrillos pegados con cemento, en forma de “edificios”, tener mayores niveles de formación que otras personas, tener una gran inteligencia, tener reconocimiento social por lo que sea), o identidad de ser diferente (en positivo o en negativo, puedo ser víctima de una enfermedad y adquirir una identidad de “ser” esa enfermedad, -yo he vivido la fibromialgia y he pasado por esto-).

A modo anecdótico, tenemos que poner aquí identidades que adoptan muchos  “blogger”, o “moderadores de grupo/foro”, incluso “líderes de facebook”, que a veces esconden detrás sencillamente o bien identidades en búsqueda de aprobación social o identidad de ser aprobado por el grupo, mediante el uso de cierto nivel de poder sobre él.

Hay tanta maneras de crearse identidades como productos sociales han creado  las sociedades para que nos identifiquemos. “Soy rico”, “soy de izquierdas”, “soy metafísico”,”soy especial”, “soy feo”, “soy carente”, “soy poca cosa”, “soy juez de los demás”, “soy ???”.

Tolle explica muy bien como, a partir del “aterrizaje en este planeta, las identidades de creación social se introducen insidiosamente en nuestro inconsciente, hora a hora, día a día, mediante lo que algunos llamamos “programación social”, y van dando forma (o contenido) a eso que llamamos Ego, de tal manera que cuanto más tiempo vital va transcurriendo más difícil se nos hacer “recordar quién somos en realidad”.

Para mi la identidad más divertida es la de mucha gente que he conocido que ha llegado la conclusión de que no tenía ego, y que por extrañas razones perseguían a todo aquel que para ellos “tuviese” ego. ¿Por qué una persona que se cree en la cumbre de la “evolución espiritual” necesitaría (presumo que inconscientemente) anular a otras personas, a las que suelen tener bajo vigilancia para que no manifiesten “ego”?. He observado que generalmente actúan sobre personas vulnerables, de gran inseguridad, que viven en un intento constante de agradar al “sin ego”, mientras van anulándose y anulándose hasta desarrollar incluso enfermedades. Y por cierto, una persona que se anula a sí misma para satisfacer a otra, no es que carezca de ego, es que desarrolla una identidad de persona sumisa, tiene algo así como un “ego sumiso”.

Me ha sorprendido descubrir dentro de la gente de la “nueva era” (new age), entre los que me muevo, como algo relativamente frecuente, este tipo de reacción anti-ego que más bien parece propia de un ego desproporcionado; en realidad es lo de siempre, la persona que necesita afirmarse sintiendo que tiene poder sobre otras mediante alguna cosa que ella cree y vende como que “hace mejor”, algo en lo que es “maestra” y que “debe enseñar a otros”. En este caso, lo que les da identidad, paradójicamente es que “no tienen ego”  (además de tendencias mesiánicas, claro).

– La clave de un ego sano 

Este es uno de los ejemplos que para mi contiene la clave precisamente de como convivir con un ego sano (sí, creo que hay egos sanos en contra de lo que te digan).

Para mi es bastante sencillo: Un ego insano es fruto de una identidad creada socialmente, un ego sano es digamos la identidad “real”, el contacto total y absoluto con lo que eres en esencia.

¿Cómo saber que “disfrutas” de un ego insano? No siempre será así, pero creo que mayoritariamente te das cuenta cuándo en interior notas un vacío, una insatisfacción vital, a pesar de ser una persona de enorme éxito o de tener muchísimo respeto social, hay algo que “te falta”. Cuando la vamos a decir “vida”, te ha alejado a millones de kilómetros de tu centro, cuando te ves en un espejo y ves que eres un clon de el 80% de tus conocidos porque precisamente en algún momento “decidiste” que querías ser normal, querías ser como ellos.

También cuando sientes que “no eres normal, no eres como la mayoría”, y sufres porque has “fracasado”.

Fíjate como sea en clave de ” éxito” o de “fracaso”, el ego “malo” está relacionado siempre desde lo “interiorizado de la sociedad” vs.”tu esencia pura”, eso con lo que viniste, eso con lo que no te irás.

¿Cómo saber que “disfrutas” de  un ego sano? Porque eres de los que duerme “con la conciencia tranquila”, porque sabes que no “eres” un hombre o una mujer, ni un “asiático” o “caucásico”, porque no juzgas a nadie por su ropa ni por la forma de su cuerpo ni de sus rasgos faciales, porque sabes que es algo provisional, y lo sabes intímamente, básicamente, porque tienes conexión directa con tu alma ¿me entiendes?.

– ¿Podremos hacer desaparecer el “ego de origen social” del todo alguna vez?

Creo que nunca conseguiremos hacer desaparecer el ego “creación social”, del todo, son infinitas capas de cebolla que se entremezclan de manera grosera, con lo que de verdad somos. Por el como está todo “entremezclado” es porque muchos no podremos dejar de pensar  y sentir, cosas como “que somos hombres o mujeres, o españoles o suecos, o victimas, o cocineros (ser cocinero no es lo mismo que “trabajar de cocinero”)”.

– ¿Es posible vivir con ello?

Aun así creo que es posible vivir con ello, con mi ego y con el de los otros.

Yo creo que cuanta más conexión tengas contigo mismo/a más fácil será tolerar la parte de ti que realmente “no es tú”. ¿Como?, yo creo que tomando como objetivo prioritario el amor a uno mismo, desde el respeto y desde la autoestima, la afirmación y la asertividad) y partir de esta base practicar las sencillas virtudes conocidas desde hace siglos (humildad, empatía, amor hacia la humanidad y hacia ti mismo, sencillez, búsqueda de equilibrio emocional). No es cuestión de que tengas pensamientos de que “eres humilde, empático, amoroso, sencillo, equilibrado”. Se trata de que lo sientas, lo practiques día a día, no de que lo pienses..

De cualquier manera un pequeño “consejito”, no te preocupes ni te angusties mucho por esto. Lo importante en esta “dimensión” es VIVIR mientras estés vivo, asume que te han contado muchas muchas mentiras sobre quien eres y como debes vivir. Y elige como meta, como objetivo encontrarte mejor contigo mismo cada día, preferentemente desarrollando tus propios métodos, siguiendo tu propia intución.

Lo que es importante es que lo que crees que eres no pase por encima de lo que realmente eres

– Mi agradecimiento a

Tengo que agradecer en mucho a Eckhart Tolle y a algunas lecturas budistas (http://azulzen.blogspot.com.es/) mi actual buena convivencia conmigo misma:) y mi ausencia de preocupación por si tengo ego o no:). Por si te es útil:)

Anuncios

Publicado por

sirah

¡En wordpress desde el año 2006! La Estrella Alfa (la más grande) de la Constelación de Andrómeda, está situada al noroeste de la Constelación de Pegaso y se llama Sirah, Sirrah o Andromedae

Deja un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s