LA MATRIX Y LOS ESPEJOS


DERRIBANDO EL MURO

Cuando miramos un espejo vemos reflejada la imágen que está frente al mismo.

Los espejos tienen un indice de refracción determinado de unos espectros de luz determinado. Más allá de su índice de refracción, no veremos más porque no pueden reflejarlo. Los materiales con los que se construye un espejo limitan esa posibilidad.

Nuestro sentido de la vista también está limitado. Podemos ver unos espectros de luz (energía), pero otros no.

Por poner un ejemplo: nosotros no podemos ver la luz ultravioleta, pero existe. Nosotros no podemos ver según que espectro de colores, pero no por ello no existen. Y aunque se vean reflejados en un espejo, seguiremos sin verlos, pero siguen estando ahí.

De lo que se puede deducir que ni vemos por nosotros mismos, ni vemos reflejado en el espejo, todo aquello que existe y está a nuestro aldedor; sólo vemos una parte, bien la que nos transmite…

Ver la entrada original 555 palabras más

Anuncios

Deja un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s