Y por fin, lo entendí todo, todo..


paraisolll

¿Tu casa de verdad, se parece a esto?

Autoría:

Bronte Baxter © Bronte Baxter 2008

Fuente: https://brontebaxter.wordpress.com/tag/robert-morning-sky/

¿Te has preguntado alguna vez por qué un Dios bueno construiría un mundo en el que la única manera de sobrevivir es consumiendo vida? ¿Cuánto tiempo permanecerías con vida si te negases a comer? Puedes amar animales, cultivar plantas en el interior de tu casa y flores en tu jardín, pero cada vez que comes, destruyes la vida de algo. Un algo con una conciencia, que siente y desea vivir, como lo hacemos nosotros.

El otro día cogí una cebolla de una cesta para picarla, y vi que había brotado un hermoso, y tierno, brote verde. Tenía una vida interior, una conciencia que quería echar raíces, respirar aire y prosperar. Derramé lágrimas al picar la cebolla que no provenían de cortarla a ella.

Yo no soy una sentimental. Soy un persona que se cuestiona las cosas, y crecientemente consciente de un hilo amenazador tejido a través de la vida biológica. Nacemos, nos alimentamos, y morimos. La vida es un proceso de consumo de otros seres vivos con el fin de seguir con vida el mayor tiempo posible hasta la muerte que a su vez nos consume. Nos decimos a nosotros mismos la vida es mucho más, pero al final se ve reducida a eso, al tiempo en el que nos tenemos que alimentar para sobrevivir. Si no podemos seguir con vida más de unos pocos meses sin alimentos, ¿cómo podría la comida no ser fundamental en la forma en que definimos nuestra existencia?

Comer es un requisito para la vida biológica tal como la conocemos. Es el hilo que mantiene unida la existencia material. Más que un hilo, es una cadena, que nos ata a la ley de que debemos consumirnos entre nosotros. Rebelarse se castiga con la muerte

¿Qué clase de Dios o dioses crearía un mundo basado en el asesinato? No nos gusta preguntar sobre eso, y encontramos todas las excusas inimaginables para evitar mirar de frente a esta pregunta. Pero cada vez que un ser querido muere, o encontramos un pájaro mordisqueado en el patio por un gato ocioso, o leemos acerca de un animal que ha sufrido sin piedad, u otro niño abusado, o una nación devastada por un terremoto que ha enterrado a miles de las personas vivas, tu mente regresa a esa pregunta molesta. ¿Quién iba a hacer un mundo así? ¿Fue realmente un Dios de amor?

De acuerdo con mucha evidencia existente, el mundo no era así. El mundo fue creado para algo más. O si fue creado por el Dios de amor que nuestros corazones insisten en que existe, entonces la creación ha sido manipulada por alguien tan despiadado que apenas se parecería ya a la visión divina original. El universo biológico está controlado por la ley de que para vivir hay que arrebatar la vida a otro o morir. Eso es siniestro. Hay algo que nos hace tener que comer, que nos hace envejecer y desintegrarnos.. Esto es eso de que “algo va mal en el mundo”, “una grieta en el universo”. El conocimiento de que todo funciona como mencionan en la película matrix “No sabes lo que es, pero ahí está, como una astilla clavada en tu mente y te está enloqueciendo”. Sin embargo, el despertar a la verdad de nuestra situación es el primer paso hacia el cambio radical. Sólo un cambio radical puede posiblemente dirigirnos en la dirección correcta a la grieta fundamental tejida en la creación física.

¡Y lo bien tejida que está! No sólo corren vientos de violencia a través de las vidas de toda la vida de la Tierra, como las fibras de una bomba de tiempo conectadas a una víctima. Se extiende al espacio, donde las supernovas implosionan, colapsando millones de estrellas, junto con todos los seres vivos en todos sus planetas acompañantes. La muerte y la destrucción está tan generalizadas que la mayoría de la gente no puede concebir un mundo sin ellas, o si pueden concebirlo, etiquetan el concepto como absurdo. Sin embargo, la física cuántica muestra que la materia no es más que átomos: el vacío vibrante. El vacío no muere, y tampoco lo hace la energía que oscila. Entonces ¿por qué deben los organismos morir si están hechos “de estas cosas”?

Robert Monroe, en su libro “Viajes lejanos”, escribe sobre un contacto que tuvo con un ser de luz estando en una experiencia fuera del cuerpo. (Monroe es posiblemente el investigador más importante del mundo en EFC -Experiencias Fuera del Cuerpo-); Monroe creo un instituto con profesores e investigadores para investigar científicamente el fenómeno.) El mencionado ser de luz, al parecer le dijo a Monroe que cuando los seres humanos mueren, su energía se libera y se cosecha por seres trans-dimensionales, que lo utilizan para extender sus propios ciclos de vida. La conclusión es que el universo es un jardín creado por estos seres como su fuente de alimento.

De acuerdo con la historia de Monroe, los animales son colocados intencionalmente en este planeta para que se alimenten de plantas y de otros animales, liberando así la fuerza vital de sus víctimas para que pueda ser cosechada. En esta lucha del tipo depredador-presa, una energía excepcional se produce entre los combatientes. El derramamiento de sangre en los conflictos de lucha a muerte liberan esta intensa energía, que el ser de luz, llama “loosh”.

“Loosh” también se cosecha de la soledad de los animales y de los seres humanos, así como de las emociones engendradas cuando un padre se ve obligado a defender la vida de sus hijos. Otra fuente de loosh es la adoración de los seres humanos (a entidades de todo tipo).

De acuerdo con el informante de Monroe, nuestros creadores, los cósmicos “granjeros recolectores de energía,” equiparon intencionalmente a animales con dispositivos como colmillos, garras y super-velocidad para prolongar el combate depredador-presa y por lo tanto producir más “loosh”. En otras palabras, cuanto mayor es el sufrimiento, más fuerza vital sale despedida de nuestros cuerpos, y más sabrosa resulta la comida “energética” para nuestros creadores.

Esta historia contada a Monroe (que lo sumergió en dos semanas de depresión) se corresponde con la información procedente de algunas de las escrituras más antiguas del mundo, los Vedas, los Upanishads y los Puranas de la India. Allí leemos que “el universo está sustentado por el sacrificio” (Atharva Veda) y que “todos los que viven (en este mundo) son los sacrificadores. No hay nadie vivo que no realice la yagya (sacrificio). Este cuerpo está (creado) para el sacrificio, y surge del sacrificio y cambia de acuerdo con el sacrificio. “(Garbha Upanishad)

De nuevo:

“(El Creador como “la muerte”) resolvió devorar todo lo que había creado; para que coma todo. . . Él es el que come de todo el universo; todo este universo es su alimento. ” (Mahabharata)

En los escritos de Carlos Castaneda, que narra la vida y enseñanzas de un hechicero Yaquii llaman Don Juan, encontramos otra historia de la divinidad devorando, en este caso a la conciencia humana. Informa Castañeda:

“El águila está devorando la conciencia de todas las criaturas, vivas sobre la tierra, que un momento antes y ahora muertas, han flotado sobre el pico del Águila, como un enjambre incesante de luciérnagas, para encontrarse con su dueño, su razón para haber tenido vida. El Águila desenreda estas pequeñas llamas, las extiende, como un curtidor extiende una piel, y luego las consume; de la conciencia se alimenta Águila. El Águila, ese poder que rige los destinos de todos los seres vivos, refleja la igualdad, de una sola vez de todos los seres vivos. (” El Don del Águila “, de Carlos Castaneda)

La idea de que el ser humano debe sacrificar (debe matar algo o morir con el fin de apaciguar a los dioses) es aparentemente intrínseca a la raíz de todas las religiones del mundo. Encontramos rituales de sangre, incluyendo el sacrificio humano, en la tradición druídica, en el Budismo Tibetano, entre los indios de las Américas, en Grecia y Roma, África, China, Arabia, Alemania, Fenicia y Egipto. Incluso el Antiguo Testamento (Jueces 11: 31-40) tiene una historia poco difundida de los sacrificios humanos, con el juez israelita Jefté masacrando ritualmente a su propia hija para cumplir un voto que hizo a Jehová.

Si bien no podemos pensar en el judaísmo como “típicamente” promoviendo los sacrificios humanos, están más que “promovidos” si contamos el genocidio que Jehová exigió a los hebreos. En un solo día, asesinaron a 12.000 cananeos “y todo quedó completamente destruido en la ciudad, tanto hombres como mujeres, jóvenes y viejos, hasta los bueyes, ovejas y asnos, con el filo de la espada.” (Josué: 6:21)

En el Islam, la situación es similar. Allah, mientras que de boquilla crítica la inmoralidad de los sacrificios humanos, ordena a sus sirvientes en el Corán practicar la yihad contra los infieles. “Cuando los meses sagrados hayan pasado, entonces luchad y matad a los paganos dondequiera que les encontréis, y apoderaros de ellos, acosadlos, y acechad ocultos para cada estratagema de guerra.” (Corán: 9: 5)

Los musulmanes amantes de la paz , interpretan estos pasajes como “simbólicos” en su deseo de justificar su fe, tanto como los cristianos tratan de justificar el comportamiento sociópata de Jehová con excusas. En muchos sentidos, el dios del Islam razona y despotrica como el Dios de los israelitas. ¿Podría ser la misma entidad?

No es contradictorio que apoyando a la vez a dos pueblos separados, luego los llevé a luchar entre sí. No, si su agenda es estimular y cosechar abundante loosh.

El cristianismo, la religión del amor fraternal, está implicado en el sacrificio de sangre por estar enraizada en la tradición judía. La Biblia declara que Jesús es el hijo de Dios (Jehová), y Jehová anuncia en el bautismo de Jesús: “Este es mi Hijo amado en quien me he complacido.” (Mateo 17: 5) ¿Dónde estaba Jesús cuando su padre estaba masacrando a los cananeos? Jesús mismo se convierte en un sacrificio de sangre, un hecho que los católicos recrean en los medios y que los protestantes lo “limpian” con el concepto de ser “salvados”. Los cristianos no son ajenos a sacrificar.

Si el sufrimiento y la muerte fueran parte de una creación. algo en lo que nadie ni siquiera los dioses podría ayudar, no habría alguna razón para ser más tolerantes. Incluso podría quedarme con la historia de que necesitan que nosotros les demos apoyo con nuestra adoración y que les necesitamos para mantener el universo en funcionamiento. Pero cuando se agrega el sacrificio de sangre en la ecuación, yo abandono el barco. Una cosa es que los dioses no puedan prevenir el sufrimiento terrenal y la muerte, y otra muy distinta si ellos participan activamente y prosperan con ella – o, peor aún,si lo han creado. Y eso es lo que el sacrificio de sangre y las escrituras a su alrededor, indican.

Cuando las escrituras más antiguas del mundo nos dicen que fuimos creados como alimento para los dioses, tengo que preguntarme si quiero vivir en un universo donde esto podría ser cierto. El hecho es que no. Yo ya no puedo dar mi aprobación a ese tipo de realidad. Así que si no voy a vivir con ella, tengo que llegar a algo mejor. Tengo que encontrar algo más fundamental que el universo físico para localizar mi identidad, y mi poder. Siento, como muchos lo hacen en estos días, que hay algo más allá del universo, que ya se ha presentado a nosotros, algo fuera de esta caja, fuera de este sistema. Eso es lo que busco conocer, conectar, y extraer lecciones.

Robert Morning Sky, un buscador de la verdad de las tradiciones Hopi y Apache, cuenta una historia que aprendió de su pueblo acerca de una raza de seres que no conocia límites, y que existían muy lejos de este universo físico. Un día uno de ellos declaró su intención de visitar la Tierra y tomar un cuerpo sólo por la aventura de hacerlo, por la experiencia. Sus amigos le advirtieron, que este universo tenía la reputación producir amnesia, de ser un lugar de no retorno. Pero la entidad rió eso y prometió volver después de pasar una vida entera.

Los siglos pasaron, y la entidad nunca llegó a casa. Uno de sus compañeros decidió entrar en el mundo físico para ir a buscar a su amigo. Prometió no perderse en la materia y volver con el otro individuo. Más siglos pasaron, y no volvieron. Así que otro inmortal entró en la masa física, y él también nunca regresó. Con el tiempo muchos miembros de estos seres ilimitados encarnaron en forma humana, y cuenta la historia, ninguno de ellos todavía ha ido a casa.

Tal vez somos esas personas, empezando a recordar quiénes somos. Tal vez es hora de salir de la hipnosis bajo la que hemos vivido durante millones de años, de las suposiciones incuestionables de que debemos matar y comer, sufrir y morir, vivir en la carencia y en la tristeza, y someternos a todo el drama humano, que ha sido creado para nosotros .

¿Es una locura pensar que los seres humanos pueden vencer al sistema? ¿Que podríamos tener una oportunidad para detener las actividades que abastecen a nuestros ascendentes con el combustible de nuestra energía? ¿Que podríamos minimizar – incluso detener – nuestra propia necesidad de recargarnos de combustible de la fuerza vital de las criaturas inferiores a nosotros en la cadena alimentaria? ¿Es locura pensar que nuestros cuerpos, hechos de energía eterna, podrían no tener porque morir, para que podamos aprender a vivir con el poder de la conciencia infinita, a la cual podemos acceder dentro de nosotros mismos, por ser parte de ella?

Mientras que algunos pueden llamar a eso locura, yo lo prefiero al mundo que veo a mi alrededor. Sin duda lo prefiero a la muerte. Lo prefiero a la pérdida de mis seres queridos, y a la enfermedad y a la pobreza. El mayor experimento que la humanidad puede realizar es el dominio de los principios de la libertad, la creación, la abundancia e inmortalidad. El cuerpo que estamos usando son trajes que en 70 y tantos años de uso están programados para autodestruirse. ¿Qué podría ser más importante que el cambio de esta programación?

En el Bhagavad Gita, el Señor Krishna advierte: “El que no sigue la rueda por lo tanto volverá a la vida en vano.” La rueda es el ciclo de nacimiento y muerte, el karma y la retribución, el sacrificio humano y la bendición divina. Rebelarse contra este sistema es fracasar en nuestro propósito de vida según la definición de aquellos que dicen que son nuestros creadores y dioses. Pero seguro que la vida significa algo más que ser la cena del siguiente peldaño que está arriba en la cadena alimentaria. Si “vivir en vano” significa romper con eso, yo estoy a favor de ese tipo de fracaso.

Cualquier persona puede publicar este artículo en otro sitio web siempre y cuando se incluyen los derechos de autor y un enlace a este sitio (texto de la autora de este artículo, no de este blog -a mi me es igual:)-.

6 comentarios en “Y por fin, lo entendí todo, todo..

  1. Entre que Ruben dice que si viene mucha gente viene a este mundo por lo que se dice en este articulo (para ayudar a sacar de la mierda del hoyo en que nos han metido) y luchar contra esta gentuza para evitar que se extinga la vida, es para que los genocidas y psicopatas que se pasan siglos creando problemas, escasez y guerra (esto ultimo es lo que estan intentando ahora mismo desde hace 4 años los malditos sionistas, una guerra a lo grande es un festin de sngre, energida explosiva atraves del odio y la agresividad y del miedo cuando se va a matar a otro), demostrando una y otra vez que lo que quieren estos cerdos es mantenernos enjaulados en este sitio llamado Tierra y con sufrimiento infirnito en medio, ademas del desprecio a todo lo que signifique vida y actitud libre y amorosa con los demas. y lo que viene a decir en este articulo como su contraparte (no venir porque nos tienen entrampados y engañados en un circulo vicioso dificl peor no imposible de romper) he llegado a la conclusion de que solo hay 2 opciones. Las 2 son malas y jodidas:

    – No venir a este maldito sitio y terminar de una vez con este festin de energia que los entes nos chupan,

    – O venir a este mundo con todas las limitaciones y problemas que conlleva (a sabiendas por parte de los entes), esto es, cuerpos limitados (minusvalias, enfermedades, fechas de caducidad etc), no recordar nada si acepta meterse en la matrix, no tener mas orientacion que nuestra propia experiencia ya que ir a un sitio para que te hagan una carta astral, una regresion, etc…siempre existe la posibilidad de que nos manden info contaminada, este planeta esta controlado por alguien que sabe quienes somos con lo que todo lo que hagamos hacia fuera obtendremos informacion a ciegas desde estos entes, toda la info viene de ellos.

    Yo lo veo jodido, si tuviera que optar por los dos no estoy nada seguro pero ya habiendo creado la materia como la han creado (un cuerpo, los animales, plantas etc…) podriamos aprovecharlo para un uso bienintencionado. Pero para eso implica tener que venir a sabiendas del peligro de perderse, a la tierra, luchar por quitarle el poder no solo a los que alimentamos con nuestro sufrimiento sino tambien a los 4 o 5 hijos de puta que trabajan para ellos. Esto es jodido de llevar ya que mucha gente esta muy acomodada con el sistema que los entes crearon con todos sus “caramelos” en fin. Muchos defenderan a muerte este tipo de vida como si fuera lo mejor.

    Me pregunto si es posible qeu en algun momento todos los seres vivos aqui hubieran podido tener con su adn original (si es que alguna vez ha sido original) la posibilidad de alimentarse directamente del sol sin tener que matar para comer….En fin cavilaciones mias

    • Hey Naxo, perdona. Voy muy lenta respondiendo, ya imaginarás a vces el buzón se llena que no veas:)Hombre la opción de no venir a este sitio no es mala, yo creo que es buenísima, jajaja

      Yo pienso que casi toda la info está contaminada. Yo sólo me fío de mi sombra, jajaja:). Cuando conecto con gente como tu, como Jumaper, noto vuestra “energia” de bien, y sé que puedo confiar en lo que digáis. Pero cuando vienen de autoridades con mucha difusión, uyy me mosqueo basttante porque es pura lógica pensar que aquello que no interese que se fomente, tendrá por norma una difusión más pequeña. S

      Eso de la “vida es bella” ¿verdad? Gran frase “vive dios”:)

      Gran duda, el universo ese lugar de explosiones y destrucción como dice Bronte Baxter, ese lugar donde mueren las flores. No sé como que no me da buena espina para aquellos que hemos descubierto que tenemos poder sobre la materia y somos capaces de reorganizarla mediante la voluntad (yo lo conozco por experiencias ajenas,, no por propias, que no soy bruja, jajaaj:)

      Mi intuición me dice que hay la posibilidad de que el universo “material”(o nuestra percepción9 haya sido alterado (como lugar de probable experimentación). O bien la otra opción es que el universo tal y como lo percibimos no sea muy “real”, que lo “real” sea otro estado algo “similar” a lo que experimentamos al astral. Ya sabes mis comecocos:)

  2. Y a nosotros nos convirtieron en los mayores generadores de “loosh”. Sólo en pollos matamos anualmente en el mundo el equivalente a 106.000.000.000; es decir, más o menos 70.600.000.000 ( setenta mil seiscientos millones ) de pollos al año que, a dosis de loosh por pollo, representa para los seres que se alimentan de él una sobredosis diaria de su droga preferida.
    Pues de mí no van a recibir ni la dosis de un pollo. Se van a comer otra cosa.

    • A mi me ha aclarado un poco más el tema este artículo de Bronte Baxter (ya tengo ganas de encontrar fuentes así en medios hispano-hablantes, la verdad) sobre el como es posible que animales y plantas hayan sido diseñados con esta intención. No sé yo Jumanper si mi percepción loquita está entendiendo correctamente todo esto.. la cosa sería que nada se salvaría de ser un generador de energía.¡Como me gustaría no ver las cosas como las veo, joe!

Deja un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s