Sobre porqué nos atraen tanto los peques:)


Desconozco porqué los niños peques, los animales peques y las flores, nos producen tantísima ternura. Algunos dicen que es un programa biológico para decidir tener niños y mantener el sistema activo. Y en parte es verdad, sin duda. Pero yo voy a explorar otra razón.

Yo me doy la posibilidad de que haya algo más, algo que para mi es muy impreciso todavía.

Mi extraña lógica (porque soy la primera en reconocer que es rara-rara:), me hace seguir un razonamiento:

El programa “ego” va creando a su paso papeles, y más papeles, roles. De la nada en la que “vinimos”, de un cuerpecito frágil, tembloroso y dependiente pasamos a ser “papeles”, y acabamos SIENDO “papeles”, por qué previamente adquirimos “valores”.

Por ejemplo, adquirimos el valor social de éxito e intentamos adoptar los papeles para plasmar ese éxito. Con mejor o peor suerte. Los que la tienen peor (como yo), son los que no consiguen ese éxito por mucho que se maten. Este grupo, creo que forma  la base de una supuesta pirámide (dichosas pirámides), algo que se reflejaría muy  bien en el documental “Home”, con la pobreza, física y mental en la que vive la gran mayoría de la población humana en la tierra. Luego está el término medio, que ocuparía la franja media de la pirámide, que serían los que los que crearon el programa éxito, llamarían “mediocres”. Y luego la élite de los exitosos, que suelen aparecer primero en las portadas de algunas revistas, a veces en el “hola” y al final, si no saben pasar desapercibidos, en los titulares de algún periódico denunciados por sindicatos por explotación laboral o de algún juzgado por algún tipo de fraude económico.

En esta lucha absurda para parecer ante los demás “algo” (“guapo”, “normal”, “casado”, “ligón”, “triunfador”, “papas”, “patriota”, etc.), empezamos a creernos el CUENTO y a creer que “somos” o “no somos” lo que la sociedad nos programó para VALORAR.

Llega un momento en el que sentimos que SOMOS el papel que el programa nos indica que SOMOS. ¿SOMOS “guapos o feos” o “del medio”? ¿SOMOS “normales” o “frikis”? ¿SOMOS “atrayentes” o “rechazables”? ¿SOMOS “triunfadores, mediocres o fracasados”?  Y yo me pregunto ¿De verdad que SOMOS estas cosas?.

Cuando llegamos aquí, no SOMOS sencillamente porque no tenemos todavía (o no recordamos haberlos tenido) IDEACIÓN, CONCEPTOS de que SE ES “algo”. Los demás todavía no han tenido tiempo de funcionar como “espejos” en los que mirarnos e informarnos de lo que según ellos “SOMOS O NO SOMOS”.

Imagino al primer humano-conciencia (porque me doy la posibilidad de que haya habido “cuerpos” sin conciencia en algún momento) que entró en 3D,  y que “supuestamente” se enfrentó con un entorno donde no habría otros humanos que le programasen en creencias (y no vengamos ahora con el rollito “quién fue primero si el huevo o la gallina, porfa”:)… Este humano con conciencia de si mismo, no tenía que SER nada, no construía identidad alguna porque NADIE LE PROGRAMABA PARA ELLO.

ALEJÁNDONOS DEL INICIO, CAPTURADOS ASI POR EL PROGRAMA EGO

Creo que el “programa ego”, nos va distanciando cada vez más de lo que realmente SOMOS para irnos “reprogramando” en lo que no somos.

Cuando nacemos, si no hay un entorno hostil alrededor muy gordo, traemos espontáneamente SENTIMIENTOS, SENSACIONES, de algo parecido a la felicidad.

Cuando vamos “avanzando” en el “programa ego” con el paso del tiempo humano en 3D, vamos perdiendo fuelle, perdiendo SENSACIONES de felicidad, de paz, de armonía.

Creo que el “programa ego”, nos aleja de lo que SOMOS DE VERDAD. Nuestra esencia. Y creo que esa podría ser nuestra esencia,  porque ese  termómetro interno que nos dice cuando nos “encontramos bien en un punto” o nos “encontramos mal en otro punto”, es un sensor que nos indica intuitivamente nuestra REAL NATURALEZA. Al igual que la consciencia de que “nos encontramos mal en un punto”, nos dice que nos alejamos de lo que SOMOS.

¿PORQUÉ NOS ATRAEN LOS BEBES?

Yo creo que los bebes nos atraen porque en realidad nos recuerdan a un nivel muy profundo y poco accesible, que en realidad nosotros SOMOS ASÍ: lindos, hermosos, felices, sin IDENTIDADES, juguetones (recordemos la frase “el universo solo quiere jugar”).  Y nos envían un potente mensaje: Lo que ocurre en 3D, nos aleja de lo que somos. Construimos algo artificial, algo que NO SOMOS, en nuestra estancia en 3D.

Algo no funciona bien aquí.

LA ANTINATURALIDAD DEL INVENTO “PADRES/HIJOS”

En otro artículo abordaré mi opinión sobre lo que creo que es la anti-naturalidad del papel de padre/madre/hijo, desde un punto de vista de la interferencia Matrix.

Anuncios

2 comentarios en “Sobre porqué nos atraen tanto los peques:)

  1. lo puedes pensar también así:
    Tienes una serie de cosas inmateriales. Esas cosas son muy poderosas… energéticas, por así decirlo. Tiene que ver con lo que llamas valores.

    Entonces, esas cosas inmateriales piden de alguna manera ser experimentadas. Es decir, una cosa es lo que ES, y otra lo que se experimenta. (Y las células ya son experiencia y un cierto “nivel de consciencia”).

    Tú has dicho que parece que venimos siendo bastante… amor, diciéndolo rápido. Y para experimentar que lo somos venimos a mundos de contraste, en un juego de experiencia.

    Lo “espiritual” es a la vez lo que impulsa esto material… así como lo que lo “pre-diseña” de cierto modo (un modo muy “pre”). Y sobre todo es lo que de alguna forma se “ejercita” aquí.

    Ponte por ejemplo que el Origen es amor, compasión, cuidado, ternura… unidad… pues bien, el origen no está desconectado e impulsa en el fondo a por ejemplo los animales, que en ciertos contextos ejercitan aspectos de ese “espíritu” en la crianza de sus camadas, etc… (cuando se matan ejercitan la valentía, etc… cosas que en un mundo interno existen a su modo, mucho más poderoso… menos deslabazado, digamos).

    Para eso sería finalmente el universo: reconocer al origen, un re-reconocerse de él mismo… para lo cual los animales son un tipo de experiencia base… en nuestro tipo de sistema de realidad.

    Los mundos aquí fuera… serían un ejercicio externo superficial de un interior inmenso que todo lo impregna, donde realmente estamos, en el fondo (gente como Jesús ll tuvo que llamar “reino de los cielos”, etc).

Deja un comentario si te apetece

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s