Noticias del futuro 1.


Se me ha ocurrido una sección para este blog. En ella reflejaré como podría ser para mi un diario de noticias en un futuro más evolucionado.

Si se te ocurren noticias del futuro, dimelas y las pondré por aquí.

28 de Septiembre del 22228

Hoy se ha reúnido el grupo de apoyo de la confederación terrestre con los enfermos por aempatía. En todo el mundo se contabilizan 7425 casos. La portavoz del grupo internacional de apoyo ha solicitado un mayor apoyo de todas las comunidades del mundo con los que sufren de esta enfermedad, que proviene de genes recesivos, de los que los portadores no lo olvidemos, no son culpables y que causan conductas antiempáticas que pueden desembocar en formas de agresividad contra otros seres. Muchos de estes enfermos contaminan su entorno, arrojando sus desperdicios a la naturaleza, por ejemplo, por ser incapaces de sentir nada por lo que les rodea, otros reaccionan con frecuencia con actitudes hostiles instintivas hacia personas que se les acerca con buena voluntad, otros pueden llegar percibir a los demás como objetos, sin ser capaces de percibir la humanidad que tiene el otro (entre estos hay algunos casos extremos pero muy minoritarios que llegan a forzar relaciones sexuales con otras personas, en este momento se han detectado 23 en todo el mundo).

Se considera que este gen se activa en un porcentaje mínimo de casos, generalmente descendientes de personas de cierta consaguinidad cercana, y alejados por situación geográfica de las comunidades donde compartimos enseñanza en empatía y que han tenido entre sus ancestros en la antiguedad, personas que tenían como oficio lo que se conocía como guerra o lo que se conocía como política. Aunque por ahora es tan solo una hipótesis.

Los casos más leves suelen curarse cuando se les enseña formas eficaces de comprensión empática del entorno. Los más graves (aquellos que tienen dificultades reales para sentir el dolor o la alegría de lo que les rodea o en los que las consecuencias de sus actos suponen un serio riesgo vital para los seres de su entorno), se les pregunta si desean alterar su genética para evitar estas consecuencias. Algunos aceptan porque no se sienten a gusto con su situación. La intervención es indolora y se hace, como la gran mayoría, en un período no superior a los 10 minutos.

Un porcentaje muy pequeño, que ronda el 3% de la población afectada, se ve en la obligación de ingresar en centros de acogimiento, para evitar que otros puedan ser dañados por su violencia interna, donde un grupo de voluntarios debidamente preparados, les envuelve en un entorno de acogimiento, pero con una fuerte disciplina en actividades de silencio (antes conocidas como meditativas) y de fuerte introspección interior. Cuando se ven con la necesidad, normalmente comienzan a hablar de lo que sienten, a veces tardan años. Y se encuentran con compañeros y compañeras que están deseosos de escuchar lo que pasa dentro de ellos y si lo desean, poder cambiarlo.

Los raros casos, que no desean hacer ningun cambio con su enfermedad, y que suponen un peligro para el colectivo humano o el entorno, pasan su vida entera en la comunidad de acogida, siempre con la esperanza de la comunidad de que puedan reintegrarse en algún momento, por tarde que sea, a su comunidad de origen (o a donde ellos deseen)

Otros

Anuncios